↑ Volver a Ecología

Huertos domésticos

Cultivar un huerto familiar ha sido una cultura muy extendida en Europa. Muchos campesinos y obreros tenían un pequeño huerto donde producían hortalizas necesarias para su familia. En la actualidad, todo es bien distinto y la imposibilidad de adquirir un espacio para destinarlo a un huerto familiar y la decisión de gran parte de la población de comprar sus verduras en el supermercado local, hace que la mayoría de las personas no consuman productos frescos, sanos y de calidad.

Muchos otros, hemos descubierto todo lo que la horticultura puede reportarnos: hortalizas frescas, sanas, de gran sabor y un ahorro para la economía familiar.

Cultivo

Obtención de plantas:

Las plantas las obtendremos de plantones y de semillas.

Muchos cultivos se siembran en semilleros y luego se trasladan a la jardinera: tomate, pepino, pimiento, berenjena, apio, melón, sandía, lechuga, col, etc…

También pueden obtenerse en viveros especializados o mediante el intercambio de plantones con otros horticultores.

Otros como la zanahoria, los nabos, perejil, etc.. se siembran directamente sobre el sustrato haciendo un pequeño surco tanto más profundo cuanto más grande sea la semilla. Cuando vayan creciendo, haremos un aclarado de plantas.

Como norma general, sembraremos por la mañana y plantaremos por la tarde. La profundidad de siembra será del orden de tres o cuatro veces el tamaño de la semilla.

Fechas de plantación:

Las fechas de plantación varían en función de la zona geográfica y el microclima de la zona de cultivo. Lo más fiable es preguntar a los horticultores de la zona próxima al cultivo. La mayoría de las plantas no toleran las heladas y esto es un punto importante a tener en cuenta a la hora de trasplantar los plantones.

Fechas de siembra en semillero, transplante a la jardinera o huerto y cosecha:

 S.SEMBRAR  T.TRASPLANTAR C. COSECHAR

Fechas para climas cálidos. Sumar un mes a las fechas indicadas para climas templados y dos para climas fríos.

Características de las semillas:

Facultad de germinación Profundidad de siembra Tiempo de nacimiento Tiempo de transplante

Riego:

La cantidad de agua que aplicaremos al regar y la frecuencia con que lo hagamos depende de varios factores: el tipo de sustrato, las pérdidas por evaporación, la clase de hortaliza que se cultive y su estado de desarrollo. La falta de agua es nefasta en períodos como el comienzo de vegetación, el período de floración y el inicio de formación de los órganos de reserva (tubérculos y raíces) y de frutos. Por el contrario, el exceso de agua durante el período de maduración nos traerá hortalizas menos sabrosas, más acuosas y de peor conservación.

Los riegos los aplicaremos a primera hora de la mañana o a última de la tarde preferentemente para mantener húmedo el sustrato el mayor tiempo posible, con una duración de una a dos horas.

Abonado:

Los abonados se realizarán en superficie colocando una capa de compost maduro de 3 a 5 cm.

Se puede remover el sustrato ligeramente antes de aplicar el compost, pero no es imprescindible.

Para ello retiraremos el acolchado, las mangueras de riego y aplicaremos el compost, volviendo a colocar el riego y cubriremos con una cobertura vegetal de 5 a 10 cm para formar el acolchado. Esta operación la realizaremos una vez al año coincidiendo con el momento de la rotación del cultivo.

 Rotación de cultivos:

La rotación es la sucesión de cultivos en una misma parcela. Es importante rotar los cultivos para lograr plantas sanas y sin carencia de nutrientes. Para ello, haremos cuatro parcelas, en donde cada parcela contendrá las plantas que pertenezcan a las familias indicadas y haremos la rotación una vez al año.

Asociación de plantas:

Asociar plantas es una práctica conocida desde siempre. Presenta múltiples ventajas como una mejor utilización de la tierra, del espacio y del agua, rendimiento más elevado, se reduce riesgo de malas cosechas y el de ataques de parásitos, y muchas, ejercen una acción benéfica mutua.

Ejemplos de algunas asociaciones benéficas que se pueden poner en práctica:

Distancia de plantación:

Cada cuadro representa  una distancia de 10cm x 10cm.



cropped-cab.agric_.ecologica.jpg

Compost

Para hacer compost puedes aprovechar los residuos vegetales del jardín y del hogar en vez de tirarlos a la basura. El compost es un abono orgánico que te servirá para mejorar la tierra del jardín y para alimentar tus plantas. Se dice que por cada 100 kg de restos orgánicos se obtienen 30 kg de abono.Ahorrás fertilizantes químicos.El compostaje una actividad gratificante, ecológica y práctica 100%. ¡Anímate si aún no has empezado! ¿Qué necesito para hacer compost? La forma más elemental es hacer un montón en un rincón del jardín o usar un cajón de listones de madera. Pero lo mejor es comprar un compostador prefabricado. Los hay de distintos …

Ver página »

1 comentario

  1. teté

    Hola felicidades por su web. Yo vivo en el sureste Mexicano, clima templado y humedo, invierno minimo 15grados . primavera maximi 38 grados. Quisiera saber si puedo utilizar su tabla de ¨Siembra-Transplante-Cosecha¨ para mi zona o que modificaciones realizo. Pues en internet no hay informacion y tampoco hay hortelanos a quien preguntar en esta zona. . . Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>